No sé si reír o llorar

Desperate Employee. Depressed afro manager in eyewear resting head down on laptop keyboard

Esta es una de esas ocasiones, que entras en modo ansiedad. Debes resolver una situación, que de principio parecía fácil, pero ¡sorpresa!

Las ideas en tu cabeza dan vueltas y vueltas. En un ciclo casi infinito.

Aplicas el consejo de mirar hacia arriba para recordar ideas. Asientes con la cabeza cuando crees recordar algo, luego entrecierras los ojos y mueves la cabeza en negación.

Ves el reloj y la ansiedad comienza a fluir. Literalmente, no sabes si reír de nervios o llorar de impotencia al no encontrar una solución.

¡Es hora de llamar a un experto! para una segunda opinión.

Ya lo hemos platicado, siempre es bueno tener la perspectiva de otra persona para tener más claridad.

Lo anterior es justo lo que dio origen al tutorial más reciente.

Se tienen tantas fórmulas en la cabeza, tantas ideas, pero no logras aterrizar una que sea viable.

Hasta que llegó a la mente el tema de las matrices dinámicas, las cuales, si no las conoces, estás perdiendo tiempo valiosísimo en Excel.

TRANSPONER comenzó toda la revolución. Bastaba convertir los datos que estaban en filas hacia columnas, para luego usar otras funciones hasta dar con la solución.

Moraleja: Cuando no puedas resolver algo, busca una segunda opinión.

Quieres ver el tutorial del que hablo?

Aquí lo puedes ver.

Y

Aquí lo puedes descargar

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top